++++ Niños y niñas, hoy voy a aumentar vuestro acervo de conocimientos con unos innovadores conceptos sobre esos entes filosóficos que vagabundean solos y sin compañía por la, a menudo, vacía extensión del interior de vuestros cocos: las ideas.Las ideas son una de esas cosas que el hombre lleva estudiando desde hace la tira de años, y que sólo ahora están empezando a comprenderse de forma básica. Por "ahora" entiendo los últimos 50 años, donde el nacimiento de la neurociencia ha empezado a arrojar datos y teorías con un buen respaldo científico, en vez de pajas mentales más o menos verosímiles (véase filosofía metafísica y religiones). La neurociencia se entiende como la colaboración de científicos de muy distintas disciplinas, con el objetivo de entender cosas que la religión se ha obstinado en que no entendamos, como consciencia, ideas, voluntad, toma de decisiones y similares. Encontramos matemáticos (Pemrose), filósofos (Dennett), biólogos evolucionistas (Dawkins), neurobiólogos (Baars, Damasio), psicólogos (millones), e incluso físicos cuánticos. Es el campo más apasionante que encontré en la carrera en los últimos años, y la razón por la que echo de menos trabajar en algo que me obligue a estar al día continuamente. Quizá sea la meta última de la psicología como ciencia. Es de puta madre.

++++ Uno de los muchos genios que curran en este campo es Richard Dawkins. Dawkins es un biólogo evolucionista que ha lanzado una teoría llamada memética. Podéis encontrar una estupenda introducción a la memética aquí. Sobre mi icono, en este blog, hay una cita suya. Habrá más con el tiempo. En muy breves pinceladas, Dawkins postula que la cultura tiene un proceso de evolución análogo a la biología, de modo que las culturas y sus rasgos evolucionan según el mismo proceso que las especies de seres vivos. Dawkins sustituye a los genes de los seres vivos por un constructo teórico al que ha bautizado como "meme". Un gen es la unidad mínima de información biológica que se puede transmitir. Un meme es la unidad mínima de información cultural que se puede transmitir. Según Dawkins, nuestra naturaleza biológica se constituye a partir de la información genética articulada en genes, y nuestra cultura se constituye por la información acumulada en nuestra memoria y captada generalmente por imitación (mímesis), por enseñanza o por asimilación, que se articula en memes. A su vez los memes se agrupan del mismo modo que los genes forman cromosomas, y se replican y difunden, recombinan dando lugar a nuevas ideas (que por ello a menudo acaban siendo un refrito de viejas ideas, e.g., el cristianismo).

++++ Las ideas que más se difunden no son necesariamente las mejores o más inteligentes. Son las que se replican y pasan de una mente a otra con más facilidad, por una gran variedad de razones. Y una de las ideas que más rápido se difunden y repiten son… los chistes de toda especie.

Si seguimos con la analogía de los seres vivos, ¿quién no se ha abrasado alguna vez con la quincuagésima repetición de alguna muletilla, frase hecha pseudocómica, o chiste? ¿Quién no ha experimentado alguna vez la sensación de bilis ardiente en la garganta cuando alguien a su lado ha repetido "¿Quién me pone la pierna encima?" o "Por la gloria de mi madre, pecadorl", sonriendo con la misma expresión que un bebé que juega con sus excrementos? Y yo también he sido reo de este pecado, tal es el poder de los memes.

El fenómeno de la difusión de los memes se ve muy bien en la manera que tienen las frases idiotas que salen por la TV o en Internet de difundirse e impregnarlo todo, incluso a las personas que llegamos a odiar esas frasecitas. Es cada vez más irritante para mí el ver a un mongolo que repite por diezmillonésima vez un chiste / muletilla / ruido inarticulado y te sonríe como esperando que le reconozcas el esfuerzo, cuando lo que se merece es que le salten los dientes con un mazo de partir almendras. No es gracioso, no es original, no eres interesante, y eres peor persona por molestarme con tu memez pasada de fecha.

Las ideas (o memes) son entidades vivas. Nacen, se desarrollan, se reproducen y multiplican… y en muchos casos envejecen y mueren. Usando esta analogía podríamos decir que repetir la misma gracieta mil veces es como Marujita Díaz yendo de sexy por la vida y con un puto jovencito del brazo: es una aberración, que debería haber acabado su vida mucho tiempo ha.

Por favor, cuando vayáis a repetir una bromita de esas cerca de mí, hacedme un favor y absteneros. Por si sucede que ese día llevo el mazo de las almendras a mano.

The Imperator has left the building

Anuncios