++++ Hoy he tenido el gusto de comer con Pucela y su hermano, que han honrado esta Villa y Corte con su visita por motivos burocráticos. También me he enterado de que la asociación de listorros en la que milita Rapun oraniza una asamblea en Castellón este mes de julio, y he sido formalmente invitado. La idea es tentadora, porque me las he arreglado hasta ahora para perderme todos los eventos a los que he sido invitado, y este mes de julio que libraré los viernes por las tardes puede ser un buen momento para ir a una. Veremos.++++ Hoy también he denegado el acceso a los comentarios de este blog a alguien, por primera vez desde que empecé con esto de las bitácoras en la Red. El personaje en cuestión es el que firmaba como Odiseo. Al contrario que otras muchas personas que han hecho lo mismo con este tipo anteriormente (la lista es larga e ilustre), no me he molestado en borrar los comentarios con los que ha inflamado enormemente las estadísticas de Haloscan. Fundamentalmente, porque no creo que merezca la pena el esfuerzo, y también porque Haloscan borra los comentarios de las entradas viejas de mi blog con cierta regularidad. Poco a poco, las chorradas que vomitó por aquí desaparecerán, junto con las muchas cosas bellas que otros han escrito.

¿Y por qué? ¿Por qué, me pregunto?Creo firmemente en la libertad de expresión. Es de las pocas cosas por las que estaría dispuesto a morir. Pero también creo en, y ejerzo cada vez con más fuerza, la libertad de ignorar y no sufrir a aquellos que no me interesan.

En la vida hay incomodidades que uno tiene que sufrir, y aprender a cargar con ellas. Pero Internet es otro cantar. Aquí, si algo no me gusta no lo miro dos veces, salvo para cachondearme de él. Para eso está el botón "Retroceder" que tienen todos los exploradores de Internet. ¿A que es genial?

Si en una lista de correo o foro al que esté suscrito, alguien me irrita constantemente con sus gilipolleces, lo filtro o lo pongo en Lista de Ignorar (traducción aproximada de Ignore List). De ese modo sólo leo sus chorradas tangencialmente, cuando otro las cita, con lo que mi paz mental aumenta.

Internet es genial porque, en contra de la creencia de algunos idiotas que se quejan de lo que escribes en tu blog, no te obliga a aguantar nada que no desees. Es un genial ejercicio de libertad y toma de decisiones.

La cuestión con Odiseo no es que haya sido el más gilipollas de los personajes que haya topado con Internet, porque faltaría a la verdad. Pero si es verdad que su repetitiva cantinela autocompasiva acerca de haber sido víctima de un malentendido, y de la intolerancia de "algunas" personas (generalmente aludiendo a Rapun de una forma torpemente velada, o abiertamente, que era menos penoso), ha acabado por agotar mi paciencia. Y de momento, ningún sistema de comentarios permite filtrar a un comentarista coñazo. Así que lo he mandado a la mierda, virtualmente hablando, y disfruto del bendito silencio de tener un pesado menos por aquí. Con lo cual, ahora que lo pienso, la cuota de pesados se queda exactamente en cero.

++++ Francamente, no tengo paciencia para la autocompasión. No me gusta, pero es algo que cuando curraba como clínico llevaba bien porque era el objetivo que me pagaban por demoler. Esa es la idea: alguien me pagaba por ayudarle a quitarse una fea costumbre. Pero nadie me paga por escuchar una y otra vez el mismo coñazo. Así que Odiseo es expulsado de este blog por ser un coñazo, y por malgastar ancho de banda hablando de unas cuitas que sólo le interesan a él. Los contadores de comentarios quedarán menos inflados, pero dado que a veces he pensado en quitar los comentarios para empezar a escribir para mí y menos para que me comenten, no me molesten.

De vez en cuando topamos con gusanitos que tejen sus capullos de autocompasión. Dado que esas pegajosas hebras que les salen del culo de sus cerebros no producen nada más que molestias, hay dos medidas a tomar: si la persona te importa y la aprecias, tratas de ayudarla a dejar ese vicio. Si, como es este caso, te importa un peo de mona, lo mandas a la mierda y lo evitas. Si esa persona sólo existe para ti en Internet, es aún más fácil.

Imperator has left the building.

Anuncios