Continuamos con la charla sobre las religiones que sostenemos el Marinero y yo, más los agudos comentarios de los lectores de estas páginas.

 

Con respecto a lo tercero, acerca de lo que hacen o dejan de hacer las religiones, te comento que en ningún momento en esa comparación que he hecho me he referido a ellas, sino a personas que profesan una religión. No lo saques del contexto en el que lo he planteado. Ambas personas son batalladores dialécticos… y en el caso de las religiones a veces batalladores militares. Pero aquí nadie está hablando del daño que han hecho las religiones a lo largo de la historia (y el que harán), sino del comportamiento de indivíduos normales. No hay ateos que pongan bombas o que hagan atentados, verdad. Pero sí los hay que se dedican a bombardear o por lo menos a menospreciar a aquellas personas que profesan una religión. Cuantitatívamente con respecto al daño que hacen son distintos el ateo extremo y el religioso extremo; pero cualitativamente, en la raíz, hay lo mismo: falta de respeto hacia el resto.

 

No creo que podamos entender las religiones sin las personas que las profesan. No existen sin la gente. En cuanto a las diferencias cualitativas y cuantitativas, me remito a los hechos: la falta de respeto no mata, los suicidas, las picotas y hogueras, y las leyes aberrantes sí.

 

Pero todo el conocimiento que tengo acerca de las religiones no me ha dado el de saber qué impulsa a una persona determinada a profesarla, pues por suerte conozco personalmente a personas que profesan budismo, islam, cristianismo y judaismo y sé de lo que hablo. ¿Tienes ese conocimiento que te haga saber los impulsos y los motivos de las personas que profesan una religión para hacerlo? Si la respuesta es un "sí" sincero entonces me callaré, mi afirmación se caerá de culo como dices, y tendré otro motivo más para admirarte. Pero si la respuesta es un "no", entonces considero fuera de lugar cualquier generalización que hagas al respecto sobre las personas religiosas.

 

En buena medida, las personas profesan una religión porque se lo enseñan de pequeños, y debido al ambiente en el que viven. Así de fácil. Como cuestionar lo que te enseñan de chico requiere mucho esfuerzo, y la gente a menudo atiende al mínimo esfuerzo aparente, se las tragan sin pensar y listos. No existe una predisposición genética a creer en Dios o a tener sentimientos religiosos, existen costumbres y tradiciones con una enorme tendencia a mantenerse y cambiar muuuuy despacio.

 

Y como estoy casi cien por cien seguro de que si eres sincero me darás la razón en que ni tú ni yo ni nadie puede arremeter contra las creencias de un colectivo de miles de millones de personas sin conocerlas a todas y a cada una de ellas, creo que mi falta es por un buen motivo.

 

Yo puedo arremeter y arremeto contra el nazismo sin conocer a los miles de personas que lo profesan (que, en general, me dan asco). Pero claro, meterse con el nazismo es de buen tono, y con la religión no. A pesar de que todas las creencias sean "personalmente válidas" 😉

 

Insisto amigo mío, no puedes saber qué hay detrás de cada corazón humano. Y si lo sabes, dime por favor dónde has estudiado que me apunto echando virutas 😉

 

La mayoría de las personas nos movemos por un conjunto de motivaciones bastante semejantes, que están jerarquizadas y bastante estudiadas. Lo aprendes en la facultad de psicología, o en libros sobre ventas. Una pista: tiene mucho que ver con comer, dormir, follar, y tener amiguitos, y muy poco con la trascendencia espiritual.

 

Ah, con respecto al tema del "regalito", tú lo has tomado como una amenaza pero no lo era. Me refería a una vivencia (trumática o no es igual, pero preferíría, dado que eres mi amigo, que no lo fuera) que te hiciera tener una visión más amplia. Por eso lo he llamado regalito, porque lo es. Y valioso. O por lo menos yo lo considero así.

 

Asumo de entrada tu buena intención, más digo lo de amenaza por el sentido que la gente religiosa le suele dar. Seguro que tú piensas en experiencias positivas e iluminadoras, pero la gente sólo suele ver a Dios o acordarse de él cuando coge un cáncer, se le muere el perro o los meten en Auschwitz. Las muchas experiencias positivas que he tenido en mi vida me han mostrado que soy un tío cojonudo, rodeado de gente más cojonuda aún. Ningún ente superior, ni ninguna organización religiosa, ni ninguna vaga alucinación de sentir algo superior tienen que ver con lo que me ha sucedido, bueno o malo. Yo soy lo que soy debido a mi propio poder.

 

Y no deberías tomarte a cuchufleta (si me he equivocado te pido perdón) mi deseo para tí. Es algo que considero hermoso y muy beneficioso.

 

Yo me tomo a cuchufleta todo, empezando por mi propio careto por las mañanas. Es parte de mi divino encanto. No mosquearse, porque como te dije, asumo tus buenísimas intenciones sin que necesite más que tu palabra.

 

Ah, muy buena la imagen final XD. Pero te digo una última cosa: conmigo no te hace falta echar mano ni de borderías ni de armas dialécticas: me conoces y deberías saberlo. Me considero una persona con la que se puede hablar, razonar y llegar a puntos en común con facilidad. Sé que en tu respuesta no has sacado la artillería pesada, pero imagino que has estado tentado de hacerlo ;).

 

Me alegro de que te gustara. No me alegro de que lo consideres bordería o arma dialéctica: no lo es. Es un chiste, mejor o peor. Como te dije, me tomo a cachondeo todo. Y me duele que no aprecies los minutos que dediqué a buscar la imagen en Internet (snif). Evidentemente, ni he sacado la artillería pesada ni he tenido ganas. No es menester con amigos razonables.

 

Por el momento, hasta aquí llega el debate. Hubo comentarios interesantes en el blog de Eärendil, pero tengo que currar. Así que hasta otra. Sed buenos.

 

Ave Imperium

Anuncios