Antes de hablar del tema en cuestión, he de comentar 2 cosas que son tan bizarras que no pueden esperar a ser dichas:

 

(1) Las sandalias de esparto (vulgo alpargatas) son la última tendencia en las pasarelas de alta costura. Esto lo he visto hoy en CanalMetro. ¿Recordáis lo que escribí hace poco acerca de los alpargateros? Pues ahí tenéis la prueba: están en todos lados.

 

(2) Si cogéis la línea 4 hasta la parada de Canillas (cerca de Mar de Cristal) podéis coger una salida que da a la calle llamada… ¡¡Ramón Power!! ¿Quién cojones podría llamarse así? Yo me pegaría 8 tiros en la boca si me llamara así. Imaginaros lo que es pasar lista con tu nombre ahí. La muerte moral, vamos.

 

Bueno, pues un golpe de Google-fu nos revela lo necesario sobre ese tal Ramón Power, y por qué una calle lleva esa clase de nombre. Los datos están aquí.

 

Ahora que he desahogado mi alma del peso que la asfixiaba, tengo que dar la noticia que demuestra de forma clara e incontrovertible que algunos hijoputas nacemos con un bosque de tréboles brotado de nuestro orto.

 

Ya tengo curro. Empiezo el lunes a las 11 de la mañana.

 

Ale, ya está dicho. Hoy me han hecho la 2ª prueba, y me han dicho que soy su hombre. Todas me lo acaban diciendo, pero esta vez cobraré por ello, además. Por si os queda duda, e sel trabajo del que hablaba hace 2 posts, el que quería que me cogieran. Lo han hecho. Porque yo lo valgo.

 

Vale, podéis despreciar lo que digo como una simple muestra de euforia. Y haréis bien. Pero yo lo veo de otro modo: lo veo como una pieza de Tetris que cae, encaja con suavidad y se cepilla 4 líneas del tirón.

 

Evidentemente, tener curro no es una muestra de suerte excepcional; pero que no te salga curro hasta que encuentras un piso que es de puta madre, y entonces te salga un curro a menos de 25 minutos en metro de tu casa… empieza a parecerse a lo habitual en mi vida.

 

De modo que todo va como se planeaba, sólo que más rápido y mejor. A partir del domingo noche me aposento de forma estable en Madrid, por lo que estoy de nuevo habilitado para tener vida social. Gracias a la ayuda de mi cojonudo amigo Titán (ya os hablaré de él otro día) he trasladado como la mitad de mis cosas de Alcorcón al nuevo Palacio, pero estaré en la Gran Mudanza del sábado 23, y por supuesto en el chuzo inaugural/cumpleaños de MaryJoe subsiguiente. Espero que todos estéis ahí.

 

Qué ganas tenía de escribir esto.

 

Ave Imperium

Anuncios