Obispo, coño, te echo de menos. En memoria de nuestra última noche en la Rocka, que no escuchamos el himno de nuestra religión:

Ella es un huracán profesional
que viene y va
buscando acción
vendiendo sólo amor.

Aniquilar,
pisar por encima del bien y el mal
es natural
En ella es natural

En tiempo de relax
empolva su nariz

Eloíse
Eloíse

Dolor en tus caricias
y cuentos chinos
Yo seguiré siendo tu perro fiel

Más Eloíse
es rápida como la pólvora
Serpiente en el Edén
Siempre va a cien

Donde quiera que va
la bomba de Hiroshima está
a punto de estalla
¡Peligro, no tocar!

Sus pechos goma dos y nitroglicerina
Eloíse
Eloíse

Dolor en tus caricias
y cuentos chinos
Yo seguiré siendo tu perro fiel

Mi Eloísa
Amar deprisa
amar de pie
No sé por qué
me ocultas algo
Tu doble riesgo correré
Me perderé

La fiebre y el placer
¿qué puedo hacer?
se convirtió en sucio polvo gris
¡Quién me lo iba a decir!

Con tanta actividad
me mortifica sin piedad
y ya no puedo más
Tímida luz de gas

Sus pechos goma dos y nitroglicerina
Eloíse
Eloíse

Tantas noches como te besé,
(Dolor en tus caricias)
tantas veces te maldeciré
(y cuentos chinos)

Yo fui atrapado en mi propia red
como una araña en cautividad
Ya no podré escapar…

Mi Eloísa,
sin ti mi vida está
vacía y nada más

Mi Eloísa,
sin ti mi vida está
vacía y nada más

Mi Eloísa

– Tino Casal, el Profeta Eloise

Vosotros, súbditos y habitantes del Imperio, poned esta canción ahora y bailadla hasta morir. Ahora.Es lo que vamos a hacer en el Rapunchuzo. Obispo, espero tus declaraciones. Con ansia.

Anuncios