Para comodidad de los lectores, los comentarios fuera de la narración irán en cursiva. De nada.

Menii, solsticio de verano. La Feria del Verano se extiende por toda la ciudad, presidida por la inmensa Pirámide Dorada del Dios Goldar, el Dios de la Ley del Comercio, la Economía y la Riqueza. La ciudad está hasta arriba, y los PJ pasean por el mercado, hablando con gente aquí y allá. Láh está tensa, porque sabe que, de descubrirse que es una adoradora del Caos, los Templarios de la Ley que patrullan la Feria se le echarían encima. Debe tener cuidado, porque el hecho de ser obviamente sureña la marca como sospechosa, aunque trata de no mostrar en su acento que es de Pikarayd (todos son Caóticos ahí).

Pardot trata de meterse en una tripulación de Lobos del Mar (piratas de la bárbara nación de Dorel) que están planeando un asalto (suicida) contra la poderosa Melniboné. No lo consigue, pero eso le lleva a conocer a Láh, que está interesada en los dorelitas después de oír de labios de un sacerdote de la Ley que un dorelita llamado Fafhrd ha estado preguntando hace poco por el Cufa Sabut. Aparentemente busca la poderosa Máscara con la intención de destruirla (los dorelitas odian todo lo que parezca Caos), y ha contratado los servicios del erudito Malastus del dios Arkyn para que averigüe el paradero del objeto. Esta charla no pasa inadvertida para Scatha, que con muy poco tacto se mete en la conversación para saber si Fafhrd pertenece a ese clan al que Pardot quiere unirse. Esto la pone en contacto con los otros PJ; y casi cuesta una pelea con los dorelitas, que acaban diciéndole que Fafhrd se ha separado de su tripulación para buscar sus propias metas, y que está por la ciudad. Dado que a los 3 PJ les interesa hallar al bárbaro (Láh quiere averiguar lo que Fafhrd sabe del Cufa Sabut, Scatha quiere partirle las piernas, y Pardot cree que eso le haría ganar puntos a ojos de los dorelitas, porque la idea de viajar a Melniboné le fascina), deciden unir fuerzas, al menos temporalmente.

Ran, mientras tanto, tiene sus propias ocupaciones. Mientras estudiaba la forma de hacerse con las joyas de un acaudalado comerciante de su Jharkor natal se ha dado cuenta de una curiosa atracción, las Balanzas de Fargin Morb. Este comerciante afirma que sus Balanzas pueden medir cualquier cosa, incluso la verdad y la pureza en el corazón humano. Ran no quiere probar la Balanzas, pero trata de echarle el guante al cuenco de la recaudación. Fargin la coge in fraganti pero, curiosamente, no la denuncia, sino que la cita esa noche en su campamento fuera de la ciudad, junto a la Colina de los Alfareros y le deja llevarse el dinero. Ran acepta, intrigada, y se marcha de la Feria a pasar la tarde en una posada, antes de que alguien se de cuenta de lo que ha pasado.

El resto de PJ si son atraídos por las Balanzas, y todo s pasan la prueba para ver si las Balanzas les dan respuesta a sus preguntas.En los 3 casos sucede lo mismo: tras entregar una moneda el PJ sube, y al principio las Balanzas se tienen en equilibrio por sí mismas, para luego empezar a bailar enloquecidas hasta arrojar al PJ al suelo. Y en los 3 casos Fargin se disculpa en voz alta y devuelve la moneda, mientras susurra al PJ la misma cita que propuso a Ran “para darte las respuestas que las Balanzas tienen para ti… en privado”. Los PJ deciden ir a la cita.

A la noche, los PJ abandonan Menii, Ran por un lado, el resto por otro. Se levanta una espesa niebla, y acaban confluyendo en la fogata de Fargin Morb, que ha sufrido un radical cambio de aspecto: donde antes tenía el pelo largo, negro y aceitado, ahora lo lleva castaño muy corto. Sus mostachos han desaparecido, pero tiene la misma expresión en los ojos.

La conversación es frustrante. Fargin se presenta como Fargin Brass, un servidor de la Balanza, que se ha fijado en ellos. Les dice que están destinados a viajar juntos, al menos por un tiempo, y que pueden ser dignos de encontrar la mítica Tanelorn, la ciudad que existe en todos los mundos donde puede hallarse la paz. Les cuenta que tendrán que pasar muchas pruebas para hallar sus destinos, entre otras pilotar un barco impulsado por los fuegos del sol que sólo Pardot puede pilotar, robar el corazón de un dios, tarea que sólo Ran puede cumplir, atravesar un desierto por el que sólo Scatha les podrá guiar, y todo ello para encontrar el Cufa Sabut, que juega un papel clave en la búsqueda de Tanelorn. Les pide que abandonen los bandos en la lucha entre Ley y Caos, y que no se dejen manipular (Láh se ríe de esto). El Campeón de la Balanza les dice que su destino llegará en primer lugar mediante un hombre rico y poderoso, tras lo cual despide amablemente a los PJ y se larga, dejándoles con más preguntas que respuestas.

El grupo decide volver a Menii a pasar la noche, pero no es fácil. Un hombre con una armadura que tiene el brillo de un cielo estrellado brota de entre la niebla, se presenta como Sterrin del Caos (un Campeón de esa fuerza), y les pregunat por Fargin, porque piensa asesinarlo. Los PJ tratan de escurrir el bulto mientras Lah procura no ser identificada directamente como Caótica, y Sterrin siente que han sido “manchados por la Balanza” (el contacto con Fargin Brass) por lo que decide castigar a uno de ellos, y elige a Lah. Empieza un combate tenso y difícil, porque Sterrin, aunque está ampliamente superado en número, es un verdadero maestro del combate y sus armas y armadura demonio le dan una enorme ventaja. De hecho, Láh y Scatha a dúo apenas podían mantenerse frente al ataque de Sterrin, a pesar de que Pardot logró causar al Campeón una herida leve. Sin embargo, la cosa se desequilibra aún más cuando varios sectarios de Caos se unen a la pelea en auxilio de Sterrin, lo cual distrae a Ran y Pardot el tiempo necesario para que Sterrin considere su honor y el de su Señor Arioch saldados por la sangre derramada, – suya y de Pardot, que fue herido luchando contra los sectarios -, y se ofrece a curar la herida de Pardot con su daga demonio. Pardot accede y Sterrin cura la herida con el poder de Sutura de su demonio, dejando una cicatriz claramenmte caótica y pulsante en el costado de Pardot: la marca de Caos. Láh sabía todo esto, pero optó por no avisar, pensando quizá que un compañero marcado ayuda a su causa. Sterrin escapa entre la niebla para seguir buscando a Fargin Brass, dejando a sus sectarios atrás, todos ellos muertos o malheridos.

Y Sterrin se marcha en parte porque ha escuchado a hombres armados acercarse y sabe que su presencia no es tolerada en la Isla. Al poco, una mujer con una armadura cubierta de insignias de la Ley acompañada de un nutrido grupo de Templarios hace acto de presencia. Ran y Láh logran ocultarse entre la niebla, pero Scatha y Pardot son rodeados e interrogados por Keelara de la Ley, la cual busca a Sterrin y a Fargin para matar dos pájaros de un tiro. Los PJ muestran los cadáveres de los sectarios, lo cual satisface a Keelara, que sin embargo les reprende por haber sido tan imperfectos de haber dejado escapar al Campeón de Caos (los Señores de la Ley son exigentes). Los PJ se reúnen y vuelven a Menii, a esperar que se cumpla la señala prometida por Fargin. Y no han de esperar mucho: un mensajero les localiza a la tarde, y les pide ayuda en nombre del poderoso mercader Dobbas, “cuyas riquezas se apilan hasta los cielos”. Los PJ ven en esto el cumplimiento del augurio de Fargin, y aceptan visitar al mercader.

Bueno, pues ya hemos jugado la primera partida. El objetivo era presentar algunos conceptos importantes del mundo – Ley, Caos y Balanza, la magia, etc – así como las reglas más básicas de combate. Todo fue bastante bien, aunque el combate entre Sterrin, Láh y Scatha llegaba a hacerse pesado porque todos eran tan buenos que no llegaban a golpearse. La armadura de Sterrin tenía una enorme capacidad de detención, por lo que aunque fue golpeado varias veces, no se le hacía daño. Hay que tener cuidado con esto, para que los combates no se hagan pesados contra oponentes diestros. Eso sí, el combate con los sectarios fue como la seda.

Por otro lado, el roleo de los PJ fue bastante interesante, sobre todo teniendo en cuenta que la gente ha de hacerse a su personaje, y que todos estàbamos bastante derrotados. Además, ahora tenemos las hojas de PJ más bellamente ilustradas que cabe pensar. Y más dibujos que vendrán. Si podemos, trataremos de colgarlos en Internet para vuestro gozo.

En el próximo módulo los jugadores conocerán algo más de la Isla, y verán algo de reliquias melnibonesas. Planeo introducir algunos PNJ que pueden convertirse en recurrentes, y que creo que darán mucho juego. A ver qué tal.

Anuncios