Ride against the wind shameless killer in the night
Rape another village before the break of light
Trample down the ashes grind them with your hate
Take another heplpess life before it’s too late
– Death Rider,
Omen

Pues Rapunzell ha decidido que soy la Muerte, porque me encuentro accidentes de tráfico cada 2 por 3. Ella dice que tengo un aura negra y viscosa que provoca accidentes de tráfico allí por donde voy. Jofan dice que él ha visto en 8 años de conducir por Madrid menos accidentes de los que yo llevo vistos en un mes. Y no es culpa mía.

Lo cierto es que los días que voy a abrir la tienda a las 8 de la mañana siempre pillo unos atascos infernales. Anormales para la hora, dicen. Y siempre hay algún coche implicado. Algún mongolo que ha hecho lo que no debía, por lo general.

Esta mañana había un coche ardiendo en la incorporación a la M40 desde Alcorcón. Ardiendo. Aparentemente, sin muertos. Ayer había un coche volcado en los túneles del Pardo, por la noche. Hace dos días vi un turismo dar vueltas de campana por la mañana. ¿Tantas prisas hay por ir a currar?

Bueno, es una reflexión curiosa. Aparentemente entre mis poderes ya conocidos hay que añadir Causar el Caos en el Tráfico Cuando el Emperador Conduce su Carroza Imperial. Pero no sé cómo lo causo.

Sólo me lo encuentro por ahí.

En otro orden de cosas, hoy sólo he trabajado unas 3 horas porque estoy malito. Ayer dormí destapado con todo abierto. Cogí frío, supongo. Estoy siendo consentido y mimado por Rapun y Jofan. Eh, no os quejéis. tengo que estar bien para narrar Elric esta tarde… (ver siguiente entrada)

Ave Imperium.

Anuncios