El pasado día 11 fui a currar, como todos los días. Cuando llegué a mi coche a las 08:30, me encontré con que había sido víctima del chorizo más tonto de todo Alcorcón.

La luna del copiloto estaba reventada, y la guantera abierta, con la cerradura descerrajada. Añadamos que estaba cayendo una versión beta del diluvio universal, y podéis figuraros mi estado de ánimo. Y mi móvil corto de saldo y casi sin batería, porque tenía intención de recargar en el curro.

Así que vuelvo a casa a toda pastilla, con una cara tal que las viejas se cambiaban de acera por no toparse conmigo. Cojo el teléfono y llamo a un tío mío que es poli en Getafe. Tras partirse el culo y declararme oficialmente madrileño (por lo visto es un rito iniciático o algo así), me dio el nombre de un colega por el que preguntar, y dónde me arreglarían la luna rápidamente. Llamo al curro para decir que no llego, y que iré en cuanto pueda. Llamo a Imperatrix(el coche es suyo) y le dejo un mensaje de buzón con lo que ha pasado. Llamo a Jofan porque tenía que contárselo a alguien más, o estallaba. Y me vuelvo al coche para llevarlo a la comisaría, para hacer la denuncia. Iba echando vapor como una cafetera a punto de saltar.

Conducir por Alcorcón en un día de lluvia es malo. Conducir con el coche lleno de cristales rotos, y colándose agua por la ventanilla es una de las cosas que hacen que el genocidio de la especie humana sea una idea atrayente. Ser asaltado por el trayecto por limpiacristales rumanos que opinan que lo mejor que puedes hacer un día de lluvia es limpiarte el parabrisas mientras llueve te lleva a otro nivel de existencia. Por suerte no le pasé por encima. Pero ganas me dieron.

Afortunadamente, el día se empezó a enderezar a partir de ahí. Gracias al contacto de mi tío, la denuncia fue algo fácil y rápido. Nunca me han tratado mejor en una comisaría, y creedme, las conozco. Tras lo cual me fui para el taller (que estaba cerquita de mi casa), y me atendieron impecablemente. Eran como las 10:30 o las 11 a esas alturas, y me dijeron que con suerte estaría a las 13:00 arreglado, así que vuelvo a llamar al curro para darles una estimación de la hora a la que llegaría, y me voy a casa a esperar.

Lo del chorizo más tonto de Alcorcón se debe a que, por lo que me dijo el mecánico, el muy mamón había intentado apalancar la portezuela con un destornillador por 3 sitios diferentes sin conseguirlo. Entonces, tras deformar un poco el chasis, decidió que sería buena idea romper la luna. Tras lo cual reventó la cerradura de la guantera (lo cual era innecesario porque estaba abierta), y esparció su contenido buscando algo que no estaba ahí, ya que no dejo en el coche ni el frontal de la radio ni los papeles (gracias a la sabiduría de Imperatrix). Así que el tío se comió una mierda.

Pero lo más flipante del caso es que mi coche era el más cutre, el más viejo, el más feo y el más sucio de la calle. Cuando lo estacioné había justo frente a mi un Mercedes que te cagas. El Mercedes seguía ahí cuando descubrí el estropicio. Y muchos coches mejores. ¿Por qué cojones, tonto de las pelotas, te vas a por el coche más mierda que encuentras? Porque seguro que no hubieras sido capaz de puentearlo, tontopollas de mierda.

En fin. Desde aquí el día sube para arriba como un cohete. Rapun se pasó por mi casa a calmarme, y nos tomamos algunos cafés y la cosa empezó a mejorar, a pesar de que me enteré de que el coche no estaría al final hasta las 18:00 o así. Gracias preciosa, te quiero muchísimo. Luego llegó Jofan de donar plaquetas, y me llevaron al curro (trabajo en San Sebastián de los Reyes), me invitaron a comer para que se me pasara el globo, y esperaron 3 horas y media a que yo saliera del curro para llevarme a Alcorcón y que yo recogiera el coche. Bien es cierto que las pasaron el IKEA, que para ellos es como el Nirvana, pero tiene un mérito incuestionable.

No se puede tener amigos mejores que ellos. En toda mi vida, creo que me he encontrado sólo con… a ver… 5 personas o así capaces de llegar a esos niveles. Y lo que más me da por el culo es no tener palabras (¿te imaginas, Imperator sin palabras?) para describir la admiración, el respeto y, sobre todo, el cariño que merecéis. Puedo pasarme toda la vida tratando de devolveros eso y no creo que llegue a devolveros todo lo que me habéis dado en tan sólo 7 meses. Pero prometo esforzarme.

Como anécdota Monty Python, cuando estábamos recogiendo el coche a eso de las 20:30, Rapun descubrió que tenía que haber salido esa tarde para Mérida, y que se había equivocado. Así que la pobre tuvo que cogerse un autobús para Mérida a la 1 de la mañana, después de que entre los dos convenciéramos a Jofan de que no era buena idea llevarla en coche, volver, y entrar de guardia al día siguiente. Y ahí está, la pobre. Espero que lo esté pasando bien. El viernes la Imperatrix y yo la recogeremos en Atocha en la carroza imperial, yla llevaremos a casita, le haremos la cena y la acostaremos. Es lo menos.

Por último, Athe y Hetoo tuvieron la amabilidad de visitar por vez primera el Palacio Imperial, lo cual consiguió que el día acabara de manera inmejorable. Aparte del mosqueo de aflojar 95 € por la luna (pero los del taller se portaron, y lo dejaron perfecto).

Además, tengo que alegrarme de seguir teniendo coche. El de Gorpik salió peor parado. Lo siento mucho, macho. Si pillamos alguna vez a los hijoputas, te prometo que haremos algo tan sangriento con ellos que sentaremos cátedra. Tu coche y el mío no merecen menos.

Rapun es buena, dulce y maravillosa. Por eso dice que desea de corazón que nunca le ponga las manos encima al cabrón que ha hecho eso. Lamentaría desilusionarte, pero si alguna vez lo veo…

El odio es humano. Ahora me siento MUY humano.

Ave Imperium

Anuncios