Aprende de tu puto libro

La paja, la viga...

Dedicado cordialmente al arzobispo de San Sebastían y sus declaraciones sobre Haití.